Entrenamiento CMC: Sin la acción consciente, el ejercicio y/o entrenamiento físico son realmente ineficientes.

El Entrenamiento CMC consiste primordialmente en la toma de Conciencia de la Mente y el Cuerpo, como primer paso para el manejo eficiente y sincronizado de nuestro equipo de trabajo, nuestra Mente-Cuerpo. Tanto como si  deseas convertirte en un deportista de élite, como para simplemente practicar cualquier modalidad deportiva, o mantenerse en plena acción, con un cuerpo-mente saludable y activo, eficiente y dinámico, requerimos de la intervención directa de la Consciencia que sincronise las acciones del cuerpo y la mente.

Es indispensable conocer los alcances, las ventajas, eficiencias y deficiencias del equipo, es decir el “cuerpo humano”, antes de iniciar un proceso de trabajo y puesta apunto, tanto desde el punto de vista físico como intelectual, que en el caso de nuestro equipo lo haremos con un Entrenamiento CMC, el cual incluye tanto el trabajo físico, el mental y la potenciación eficiente de ambos a través de la sincronía, de la Atención Plena, del trabajo en equipo, del conocimiento, comprensión y manejo de sus funciones motoras, creencias mentales, metas y objetivos del usuario.

Al iniciar el trabajo ya ponemos en funcionamiento el modo Conciencia, la auto-observación indispensable para que el ejercicio físico que estemos realizando, bien sea caminar, correr, Fitness, Natación, Fútbol, Crossfit, TRX, Yoga, Zumba, y un gran etc., sea realmente efectivo, y sobre todo que la realización del mismo no nos cause lesiones.

Ahora bien, ya sabemos que todo requiere de entrenamiento, de práctica, principalmente lo requiere nuestra mente, pues es ella la que lleva a cargo la gerencia del equipo. Los procesos mentales requieren de disciplina y repetición para ser instaurados. La mente ya trae cargados ciertos programas que le permiten manejar y conservar con vida el equipo, las funciones básicas de supervivencia, sin que se requiera de nuestra intervención directa. Mientras vamos creciendo y desarrollando nuestras potencialidades, los programas se van ampliando, actualizando, a través de las distintas acciones que vamos realizando. Por ejemplo:

Nuestra mente trae un programa de fabrica que gerencia y administra nuestra respiración, que la hace fluida, amplia, profunda y cargada de una mezcla eficiente que oxigena y mantiene nuestro sistema en optimas condiciones, pero a medida que vamos creciendo y se desarrollan las distintas experiencias a nuestro rededor, surgen las emociones y se va modificando, adaptándose al entorno, según la observación e interpretación que desde la mente se hace, tanto de las experiencias directas como las de otras unidades corporales que le rodean, en otras palabras padres, madres, abuelos, hermanos, amigos, sociedad, etc., por lo que, y hasta que la consciencia toma acciones para darse cuenta de lo que está pasando, el cuerpo sigue de forma automática su rutina habitual.

La mente requiere de directrices es decir, necesita una Dirección General que le marque retos, metas y objetivos, de tal forma que con la práctica y el hábito, en primer lugar aprenda y se acostumbre a trabajar en conjunto sincronizado, y transmitirlo así al resto del personal que componen el “equipo” llamado “Cuerpo Humano”.

Con el sistema de Entrenamiento CMC lo primero que trabajamos es esa conciencia, en cada acción, movimiento, desde el andar, la respiración, el movimiento adecuado para que las acciones físicas den como resultado la EXCELENCIA, no sólo en la práctica deportiva, también en el que hacer cotidiano, tanto en el hogar, en el colegio, instituto, la oficina, reunión de trabajo, junta directiva, clientes, etc., pues somos un TODO integrado en acción y permanente Entrenamiento CMC.

Cuando Entrenamos con CMC, cada practica se hace única, divertida, eficiente y excelente. No importa tu edad, ni condición física, pues el objetivo es el recuperar salud, hergonomia, eficiencia, y alegria de vivir.

 

 

 

Anuncios